Los migrantes no podrán ingresar a EE.UU.

Dicen que debememos abrir la frontera porque los migrantes “solo pretenden llegar a Estados Unidos”. Es por eso que los gobernadores facilitaron transportes a los migrantes para llevarlos a la frontera norte y safarse del problema.

¿A quién quieren engañar los políticos? Donald Trump no abrirá su fronteras. EE.UU. no aprobará todas las “solicitudes de asilo”. Llegaron para quedarse con aval de un gobierno que nos traicionó.

Nuestros compatriotas en Tijuana, Mexicali, Reynosa o Ciudad Juarez ahora cargan con el peso de la ola migratoria. Esto no es justo para México.

México ha hecho el ridículo a nivel internacional

Peña Nieto no frenó la invasión a pesar de que supo de antemano que esta venía en camino. Al permitirles el paso, el gobierno mexicano mostró al mundo su debilidad e incapacidad para ejercer su autoridad.

Andrés Manuel López Obrador envió mas efectivos policíacos e inició algunas deportaciones. Sin embargo, pretende otorgar visas de trabajo a miles de extranjeros. Invertirá en su manutención con nuestro dinero.

¿Qué podemos esperar de un gobierno que permite el paso a miles de extranjeros sin oponer resistencia? Donald Trump construirá el muro al norte del país precisamente porque en México hay anarquía. ¿Tercer país seguro? ¡Trump convirtió a nuestro país en un muro!

La reclusión fomenta violaciones a los derechos humanos.

Las ONG’s dicen que la deportación o el blindaje de la frontera viola los derechos humanos. Sin embargo, olvidan que las peores violaciones a los derechos humanos son las que tienen lugar en los centros de detención del INAMI.

Policías, autoridades y las propias mafias centroamericanas han comenzado a extorsionar a otros migrantes en estaciones migratorias. Polleros, tratantes y otros delincuentes se beneficiarán de la crisis. Si el gobierno no puede defender a sus ciudadanos. ¿Cómo esperan defender entonces a los migrantes?

Un país de refugio debe refugiar a quienes en verdad lo necesiten

Los propagandistas del régimen nos atiborran con la idea de que “México ha sido siempre un país de refugio”. Sin embargo, estas personas no escapan de una persecución política como en la España o en Chile bajo la dictadura militar.

Ellos no quieren venir a México ni tienen respeto alguno por nuestro país. Estas caravanas son parte de una operación multimillonaria que acarrea gente bajo la promesa de llevarlos a Estados Unidos. El objetivo es desestabilizarnos e incidir en el ambiente político estadounidense.

La presencia de pandilleros, criminales y extorsionadores pone en peligro la seguridad de todos.

Los políticos nos han abandonado. Todos apoyan a los extranjeros.

Pese a su beligerante discurso anti izquierda, el gobierno de Felipe Calderón desmanteló nuestra infraestructura de control de fronteras. Desde el inicio de su sexenio, el calderonismo entregó el control de nuestra política de seguridad nacional a Barack Obama. Y hoy, tanto Margarita como Calderón han reiterado su apoyo a las caravanas migrantes.

Derechas e izquierdas viven en un país de fantasías. Ricardo Anaya se congratuló de ver a los migrantes haitianos que se casarse con ciudadanas mexicanas en Tijuana. En ese debate, el panista dijo que hay que abrir las puertas a todos.

¿Qué debemos exigir y cuáles son nuestras metas?

1. Restaurar controles fronterizos con fuerzas policiacas, militares y administrativas.
2. Conformar un verdadero registro nacional de extranjeros con filtros orientados al interés nacional.
3. Suspender los efectos de la circular migratoria 135 que desde el año 2010 permite a cualquier extranjero el ingreso automático a México utilizando una visa estadounidense.
4. Deportar a los extranjeros retenidos en estaciones migratorias bajo condiciones inhumanas e injustas.
5. Dotar a las autoridades estatales de medios legales para detener a los inmigrantes que han ocasionado disturbios.

Incendios forestales

No al pacto migratorio

Síguenos en Twitter

Contacto

Correo electrónico
contacto@nacionalistas.mx

Portal

Medio nacionalista
www.nacionalistas.mx

Directorio

Círculo Nacional
Delegaciones

Participar es tu derecho

La soberanía nacional reside esencial y originariamente en el pueblo. Todo poder público dimana del pueblo y se instituye para beneficio de éste. El pueblo tiene en todo tiempo el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno.

Artículo 39 Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Estamos convencidos de que México tiene riqueza humana y material suficiente para desarrollarse sin dependencia.

Vocación de Imperio

Está probado que las minorías hacen la historia del mundo, toda vez que ellas encarnan la voluntad y de fortaleza del ideal.

Revolución nacional

El futuro es ahora y debemos conquistarlo, para bien de nuestra estirpe mexicana, utilizando lo mejor de nuestros talentos y capacidades.

Construyendo el nuevo orden

Ante la necesidad de un instrumento electoral, se solicitará registro como Agrupación Política Nacional a convenir.