Política

Migrantes, juicio político contra AMLO. Congreso Nacional Ciudadano.

Por Juan C. Lopez Lee

En días pasados, una asociación civil de orígen regiomontano, presentó una demanda de Juicio Político contra Andrés Manuel López Obrador en la Cámara de Diputados.

La documentación señala que el obradorismo permitió la entrada de medio millón de migrantes a territorio nacional sin ningún tipo de filtro de seguridad, medidas sanitarias ni chequeo de antecedentes delictivos.

Todo esto es una verdad incontestable. Pero también es verdad que el problema viene de atrás y que tanto Enrique Peña Nieto como Felipe Calderón y Vicente Fox, prepararon el camino para el ingreso a México de la Caravana Migrante.

Para quienes lo ignoran, el Congreso Nacional Ciudadano es una asociación creada por un grupo de empresarios, a los cuales se ha relacionado en medios con los “Amigos de Fox”.

Sin embargo, en vista de que el obradorismo ha llevado al país a un proceso de polarización, la organización que comanda Gilberto Lozano ha asumido con beligerancia la causa de la migración en un afán por agrupar nacionalistas en un movimiento apoyado por sectores políticos “de mas peso”.

Lo positivo es que finalmente, la causa que organizaciones como el Frente Nacionalista de México ha defendido, no es mas considerada una bandera de la ultraderecha o de grupos antisistema, una vez que personas “de la política” la han acogido.

Lo negativo es que cualquier tema podría ser ahora un pretexto válido para oponerse de manera oportunista al gobierno en turno, en este caso el de Andrés Manuel López Obrador.

La gente del Congreso Nacional Ciudadano, sea como sea, ha dado un paso importante. A diferencia de los “chalecos amarillos”, el grupo de Lozano ha sustentado su oposición a Andrés Manuel con argumentos mas específicos.

El caso venezolano y el caso español

Desde hace al menos quince años, personajes tan disímbolos como María Corina Machado, Gabriel Puerta Alponte, Capriles Radonsky y Leopoldo López se opusieron al régimen chavista enfrentando amenazas, cárcel y un sin fin de abusos.

Desde una u otra trinchera, aún cuando Chávez gobernaba con cierta popularidad, estos opositores recorrieron el mundo denunciando los abusos del chavismo-madurismo sin ser escuchados.

Sin embargo, todo el respaldo que los poderes mundiales negaron a los opositores verdaderos, ahora lo recibe Juan Guaidó, respaldado por Donald Trump y los países del “grupo de Lima”.

Un caso semejante es el español. Desde hace al menos 50 años, CEDADE, las diversas facciones desprendidas de la Falange Española han resistido al gobierno liberal instalado a partir de 1977.

Democracia Nacional, Alianza Nacional y el Movimiento Social Republicano, han mantenido viva en tiempos mas recientes la llama del nacionalismo español entre los jóvenes. Pero mientras la prensa censuró por años a estos patriotas, el partido VOX tiene hoy toda la atención de los medios.

Claro está, ni Maria Corina, ni Capriles, ni los partidos nacionalistas españoles probaron ser lo suficientemente “confiables” como para que el gran poder mundial les diera algún tipo de prominencia.

A diferencia de VOX, de Jair Bolsonaro o del mismo Donald Trump, el Frente Nacionalista de México no promueve una agenda económica liberal. Tampoco se codea con sectores reaccionarios ni derechistas. Su programa económico defiende la libre empresa pero se finca en una visión netamente anti capitalista.

Oponerse a Andrés Manuel López Obrador a cualquier costo, irremediablemente provocará que el gobierno se enquiste en su fanatismo. Recreará también la falsa dicotomía izquierda-derecha, una pinza al servicio del sistema internacional que a todos empobrece.

Entradas relacionadas

“Odiar” al Presidente. Esconder la realidad.

Juan C. López Lee

La verdadera ultraderecha. Neoliberalismo reaccionario e internacionalismo.

tunaroja

Hugo Chávez en México. El chavismo y la gran finanza internacional.

munozcortes