19.9 C
Mexico City
abril 5, 2020
Frente Nacionalista de Mexico
Seguridad pública

Norberto Ronquillo, una tragedia en la capital

Por Diego Salazar

Hoy en día es difícil expresarse sobre un tema que ha venido mellando la confianza y perspectiva de los capitalinos desde siempre; la siempre presente inseguridad, la cual uno como ciudadano tiene que enfrentar a diario, muchas veces con miedo y otras con bastante desconfianza de todo nuestro entorno.

Hoy como antes, hay una crisis de inseguridad en la capital, una crisis que la actual administración se encarga de maquillar siempre que es posible diciendo que no hay cárteles en la capital, que han bajado los homicidios.

No obstante, la lamentable muerte de Norberto Ronquillo ha puesto en evidencia la ineficacia de una Secretaría de Seguridad Ciudadana que al momento de la investigación de los hechos, ocurridos desde el martes 4 de junio, inexplicablemente perdió todo tipo de potencial evidencia al no asegurar el automóvil del joven, por ejemplo.

En la práctica, se procedió solo a moverlo, la fiscalía que tardó en reaccionar y continuaron los pretextos de la actual gobernadora, que sólo se preocupa por uniformes neutros y no para atender los grandes problemas de la urbe capitalina culpando a las anteriores administraciones.

López Obrador, lejos de empatizar con el pueblo capitalino, llamó a sus partidarios a luchar contra quienes exigen seguridad a Claudia Sheinbaum.

Es verdaderamente preocupante que no conozcamos nada acerca de los autores del atroz crimen y que como en muchas ocasiones, la Procuraduría se haya visto rebasada por estos criminales alcanzando un nivel de impunidad respecto a los que han sido alcanzados por la justicia.

Es también indignnante que solo se escuchen lamentos y declaraciones francamente partidistas a cargo de las autoridades, las cuales mucho tendrán que explicar sobre una tragedia donde un joven que estaba por celebrar su graduación para felicidad frustrada de una familia desahuciada.

Y ni qué decir de su madre quien con sus palabras resume la actualidad de la ciudad:

-“Vine por el título de mi hijo, y salí con su carta de defunción.”

Hasta cuándo vamos a permitir que sigan asesinando a nuestros hijos y estudiantes?
Hasta cuándo lo exigiremos?

Y si lo hacemos bastarán los minutos de silencio? ¿Bastarán las protestas?

Entradas relacionadas

La Guardia Nacional. Un consenso de la clase política.

Juan C. López Lee

La república nos trata como basurero. Traerán más reclusas a Morelos.

munozcortes

Los asesinos seriales de Ecatepec. ¿Culpables fabricados? La sombra del tráfico de órganos.

tunaroja