Regionales Seguridad pública

La república nos trata como basurero. Traerán más reclusas a Morelos.

Estos últimos días de agosto, el Gobierno del Estado de Nuevo León trasladó a otras veinte reclusas al penal femenil de Michapa en Morelos. Todo esto para aliviar la crisis que se vive en las cárceles de Nuevo Leon.

Nuevamente, queda de manifiesto cómo el Estado de Morelos es tratado nacionalmente como un basurero. Con anuencia de nuestros gobernantes, nos han convertido en válvula de escape para que otros gobiernos resuelvan sus problemas a costa de la tranquilidad de nuestro pueblo.

Ya desde hace varios meses, el penal había cobrado notoriedad a consecuencia de los despidos seguidos de diversos recortes presupuestales. En el mes de mayo del presente año, custodios del penal fueron acribillados en Puente de Ixtla, desatándose una ola de crímenes violentos en la zona.

Y en el mes de julio, Esperanza Rpdriguez, la mujer que asesinó a dos mafiosos israelíes en la Ciudad de México, fue internada también en Michapa.

¿Por qué tuvieron que instalar esta cárcel federal en Morelos si el límite con Malinalco o alguna zona vecina del Estado de Mexico está a pocos kilómetros de ahí? ¿O por qué no ubicar el penal en una zona desértica alejada de los centros urbanos?

La región sur-poniente de Morelos, con sus hermosas cascadas, bosques exuberantes y pueblos agradables, no merece una cruz de este tamaño.

En efecto, los cien o doscientos empleos que pudieran haberse creado en Michapa, no se comparan a la derrama económica que pudiese haber dejado un proyecto turístico de calidad.

Sin embargo, jamás interesó a los gobernantes eñ bienestar del pueblo sino la posibilidad de obtener dinero federal para financiar los gastos de la burocracia.

No sopesaron las consecuencias que este reclusorio tendría para las comunidades cercanas.

Tampoco les interesó el enorme daño que se ha hecho a la imagen de Morelos, que al ser considerado un sitio inseguro, se ha estancado económicamente pese al potencial turístico que tenemos.

¿Qué no había un mejor polo de desarrollo e inversiones para potencializar la maltrecha economía de Tetecala, Miacatlán, Coatlán y Mazatepec, que la instalación de una cárcel federal femenil?

Nuestros gobernantes son la enorme cruz que llevamos a cuestas.

Entradas relacionadas

Norberto Ronquillo, una tragedia en la capital

Diego Salazar

Los asesinos seriales de Ecatepec. ¿Culpables fabricados? La sombra del tráfico de órganos.

tunaroja

Ultraje a los símbolos patrios en Iguala. ¿Dónde quedó el civismo en Morena??

frentenacionalista