México es un país único

México es único en sus orígenes, circunstancias, diversidad cultural y evolución histórica.

La impunidad de que gozan los grandes criminales, la evidente falta de justicia y el empeoramiento del nivel de vida de los mexicanos, son una prueba de que la alternancia de autoridades, membretes o partidos en el poder, no nos llevará a un cambio verdadero mientras, ya que permanecen ahí las mismas familias, grupos e intereses de siempre.

Estamos siendo sometidos a una dictadura global que niega a las naciones la posibilidad de ser soberanas y vivir conforme a un sistema propio, a la vez que otorga toda una serie de falsas libertades individuales. Esto se ha traducido en una profunda crisis moral, que se manifiesta en la pérdida creciente de valores familiares y del respeto de las personas por si mismas y por los demás.

La nación mexicana tiene una misión que cumplir y si no lo hemos logrado es por la ausencia de un proyecto nacional acorde a lo que verdaderamente somos. Es por eso que las leyes republicanas que nos rigen no funcionan ni se aplican. Fueron hechas para franceses y angloamericanos, no para nosotros.

El hombre nuevo

Estamos convencidos de que México tiene recursos humanos y materiales suficientes para desarrollarse sin dependencia. Sin embargo, una nación con vocación de imperio requiere de una mentalidad triunfadora.

México necesita hombres y mujeres nuevos, que rechacen los valores individualistas y comercializados de la sociedad capitalista, para adoptar actitudes como la fortaleza de carácter, la dignidad en la lucha, el honor en su conducta, la lealtad a la causa, la camaradería, la disciplina y el amor a la patria; personas con vocación de monjes y soldados; héroes que construyan un nuevo orden social, que restauren la grandeza de México.

Hablamos de forjar hombres y mujeres nuevos, que en su actuar cotidiano contribuya al restablecimiento de la grandeza nacional.

Indianidad positiva

Por años hemos padecido malinchismos mediocres e indigenismos disgregadores. Pero nosotros no queremos mas complejo de “vencidos” y “conquistados”. Queremos un México que recupere su sitio de honor en el mundo iberoamericano.

Reconciliar a la nación con el México indígena es necesario para combatir los complejos que nos impiden prosperar. Por ello visualizamos una sociedad bilingüe, donde el náhuatl (o el equivalente regional), vuelva a ocupar un lugar preponderante como medio de comunicación habitual del pueblo.

A diferencia de otros proyectos, la nacionalización del pueblo no busca segregar ni dividir, sino reafirmar la identidad nacional.

El “hombre moderno” es un consumidor cuya vida se sustenta en la comodidad y el placer. Es un pacifista mediocre que no conoce la heroicidad ni los ideales. Por ende, representa un salto hacia atrás en el camino del progreso humano.

El socialismo nacional como modo de vida

Nuestro socialismo, mas que un dogma o una ideología, representa la dignificación del trabajo productivo. Es el justo balance entre el individuo y la colectividad. Trabajadores, campesinos, emprendedores, deportistas, todos somos necesarios.

Los derechos personales del individuo no deben oponerse al bienestar colectivo ni viceversa. Tampoco es superior el hombre a la mujer ni viceversa. Todo esta conectado y debe haber equilibrio. La sabiduría indígena y la moderna teoría de sistemas computacionales lo selañan.

El trabajo manual no es inferior al intelectual ni viceversa. Todo tiene su razón de ser. Nosotros somos contrarios al sistema capitalista porque expropia las libertades económicas, pone límites injustos a la creatividad del ser humano e impide la justa realización de sus aspiraciones.

Juventud Nacionalista

No al pacto migratorio

Únete ahora

Recent Posts

Recent Comments

    Archives

    Categories

    Meta

    Socialismo

    Identidad

    Soberanía

    Participar es tu derecho

    La soberanía nacional reside esencial y originariamente en el pueblo. Todo poder público dimana del pueblo y se instituye para beneficio de éste. El pueblo tiene en todo tiempo el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno.

    Artículo 39 Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

    Estamos convencidos de que México tiene riqueza humana y material suficiente para desarrollarse sin dependencia.

    Vocación de Imperio

    Está probado que las minorías hacen la historia del mundo, toda vez que ellas encarnan la voluntad y de fortaleza del ideal.

    Revolución nacional

    El futuro es ahora y debemos conquistarlo, para bien de nuestra estirpe mexicana, utilizando lo mejor de nuestros talentos y capacidades.

    Construyendo el nuevo orden

    Ante la necesidad de un instrumento electoral, se solicitará registro como Agrupación Política Nacional a convenir.